¿Micro o nano Relato?

Actualmente estoy preparando una corta, pero intensa antología de nanorrelatos. He dudado mucho del significado de la palabra nanorrelato. Incluso de cuál era la forma correcta de escribirla. Por eso de ser un vocablo originado de la unión de dos.

Nano, de origen griego, es un prefijo que participa en la formación de las palabras con el significado de “la milmillonésima parte de una unidad”. Dicho de otra forma y más simple: es algo muy pequeño.

Relato es la narración detallada de un hecho. De manera más sencilla: es un cuento.

Por lo tanto el nanorrelato es una historia muy breve. ¿Pero cuánto de corto? ¿Qué diferencia hay entre un nanorrelato y un microrrelato?

De ahí que además buscara el significado de micro, descubriendo que es “una millonésima parte”. Algo más grande que un nano, no obstante también muy pequeño

En conclusión, el nanorrelato es más breve que el microrrelato, pero los dos gozan de una gran fuerza . Ambos relatos (el micro y el nano) son la esencia de una historia, es la intensidad en todo su esplendor. La visión de algo pequeño que nos lleva a las razones que se esconden tras la realidad.

De lo más insignificante surge un relato que nos eleva a una dimensión nueva, así nuestros ojos pueden abarcar el universo y el corazón.

El renacer de la carta erótica

En un mundo de apegos vacíos e inmediatos sería mágico recibir una carta que nos hiciera vibrar.

Hace unos días recordé que Anaïs Nin se ganaba la vida escribiendo ficción erótica personalizada. Indagando algo más a fondo descubrí que sólo tenía un cliente, conocido como “El Coleccionista”. Estamos hablando de mediados del siglo XX, pero ya el XIX fue considerado como el periodo en el cual las cartas y el erotismo se mezclaban con gran elegancia. 

Te cubriré de amor la próxima vez que nos veamos, con caricias, con éxtasis” son palabras de Flaubert. Quien, por cierto, fue uno de los primeros escritores en incluir el erotismo con su novela “Madame Bovary”. También podemos nombrar a Mary Wollstonecraft, más conocida como Mary Shelley, la cual supo liberarse de la dominación a la que sus parejas literarias la sometieron, imponiéndose a ellos y disfrutando la libertad. También podemos nombrar a Emilia Pardo Bazán entre otros aunque el rey del erotismo, en esa época, fue James Joyce.

Es bien sabido que el correo ordinario, una simple carta, ha muerto. Actualmente es un momento difícil para los soñadores, aunque hay vida más allá de las Apps de citas. Si leemos alguna recopilación de cartas que los escritores de otras épocas han dedicado a sus más íntimos amores, podemos recuperar la palabra, cautivadora e incendiaria, en una correspondencia más íntima y personalizada. 

Encender la pasión, los instintos sexuales más primarios, el erotismo reprimido en nuestro interior. No hay carta de amor que no esconda cierta lujuria a punto de estallar. Un aspecto importante en el juego erótico de la palabra, por cómo disfraza la realidad,  tiene que ver con la forma en que la timidez puede convertirte en el ser más interesante sobre la Tierra.

Lo realmente importante de las cartas eróticas dedicadas por los escritores a sus amores lejanos era a menudo la ausencia. Actualmente, donde apenas hay sitio para la imaginación, donde Internet nos permite acceder a la pasión con un solo click, parece absurdo evocar a esas épocas no tan lejanas. A veces esa imaginación ofrece más placer que la misma realidad. 

Y volviendo a Anaïs, nuestra protagonista inicial, podríamos preguntarle a Henry Miller, cuando debían separarse, cómo la fuerza de esa ausencia se hacía palabra en cartas que llenaban el vacío que había dejado. En su correspondencia casi puede masticarse la obsesión carnal: 
«Anaïs, cuando pienso cómo aprietas contra mí, cuán ansiosamente abres las piernas y qué húmeda estás, Dios, me vuelvo loco de pensar en cómo serías cuando todo se disuelve. Ayer pensé en ti, en cómo ciñes las piernas en torno a mí, de pie, en cómo se tambalea la habitación, en cómo caigo sobre ti en la oscuridad sin saber nada. Y me estremecí y gemí de placer».
Henry Miller

Disparando con creatividad

Ya hemos empezado Septiembre y con ello todos vamos volviendo a la normalidad. O lo que creemos que es ahora la normalidad: Los peques al cole, los más crecidos a la Uni en unos días y los más grandes volvemos a nuestros trabajos.

Muchos trabajamos desde casa, hemos tenido que adaptar un espacio para ello y, a veces no es lo cómodo o práctico que puede ser una oficina. Dónde, no solo tienes todo más a mano sino que ademas tienes compañeros con los que tratar de una forma más física y directa. E incluso tomar un café o compartir una comida rápida antes de volver al curro.

Los días que trabajamos en casa se pueden hacer interminables, aburridos e incluso insatisfactorios. Por ello desde #Nuria ofrecemos un taller escritura creativa que te ayude a desarrollar la expresión artística y a desconectar del día . Este taller está pensado para todo tipo de personas y sorprende mucho lo que llega a expresar un “no escritor” que sólo sabe redactar e-mails o informes tediosos.

¿Por qué lo llamamos Disparadores de Creatividad? Por la dinámica que seguimos. Al inicio del taller damos unas indicaciones muy claras de qué has de escribir y el tiempo que tienes para hacerlo. Bajo la presión de 15 minutos el cerebro se pone a trabajar aflorando esa creatividad que todos tenemos dentro.

Te invito a que lo pruebes un día sin ningún compromiso. Son encuentros Online dónde te sentirás acompañado y arropado por el resto de participantes. Nos reímos, creamos, compartimos y es una muy buena herramienta para el desarrollo intelectual y el conocimiento personal proporcionando un espacio para el pensamiento reflexivo.

Escribe hola@hashtagnuria.one y te facilitaré toda la información.

Formatos, errores y enlaces

  • Especifica el formato de los documentos que enlazas:
    ¿Te suena esto? Estás leyendo una #web desde el #móvil y pulsas en un #enlace pensando que te llevará a otra página y de repente… comienza a descargarse un #enorme #PDF. “¡Qué fastidio!” Pues evitarlo si avisas a tus lectores cuando enlazas con un #documento muy voluminoso.
Especifica siempre el formato del archivo a descargar y su tamaño
  • Si publicas un #error, no lo elimines: #corrígelo. Todos podemos equivocarnos al #escribir, al dar un #dato o confundir una #información. Lo más fácil seria borrarlo pero lo más respetuoso, con los que ya leyeron el error, es #corregirlo.
    ¿Cómo? #tachando el error y añadiendo a continuación el dato correcto.
Sé honesto con tus errores
  • Repasa los #enlaces : Cuando revisamos los #textos, acostumbramos a fijarnos únicamente en las #palabras y #frases que hemos escrito. Un hábito saludable es comprobar todos los enlaces que hemos insertado antes de #publicar. Así nos aseguraremos de que son correctos y enlazan con la #página que queremos.
Enlaces correctos, lector satisfecho

Consejos sobre los textos

  • “Al revisar un #texto hay que mostrarse tan implacable como uno se mostraría si estuviese tirando exceso de equipaje, incluso combustible, de un avión sobrecargado.” Patricia Highsmith . 
Viaja ligero, escribe lo necesario
  • Cada #idea a su autor. Aunque no encuentres cómo enlazar con el #autor que has nombrado, siempre los puedes citar. Los personajes históricos no tenían #blog ni perfil de #Facebook . Pero si empleas sus ideas –o las de cualquier otra persona–, lo correcto es que se las atribuyas. Los suplantadores de ideas ajenas están mal vistos.
Desde los autores más antiguos a los más actuales, todos merecen su reconocimiento
  • El diccionario contiene más de cinco páginas. Los verbos más usados son: ser, estar, hacer, ir y tener. ¿No sé te ocurre ningún otro modo de expresar lo mismo? Si quieres que tu blog resulte visual, enriquécelo con verbos y palabras variadas y diferentes.
Buscar sinónimos es un juego que te enriquece a ti y al lector

Tres consejos de comunicación y redacción de un blog

  • Cuando elaboramos contenidos para Internet, podemos expresar nuestro #mensaje de distintos modos. A veces, las #palabras nos bastan por sí solas. Otras veces, una #imagen nos ahorra mil palabras. Y hay ocasiones en que nada es tan elocuente como un #sonido. ¿La clave para acertar? Pensemos en cada momento cuál es el modo más efectivo de #comunicar nuestro mensaje y empleemos ese formato, en combinación con los demás. 
Lo dicho: una imagen vale por mil palabras. Céntrate en comunicar
  • Un artículo en Internet no tiene límite, pero la paciencia del lector sí: Un #blog o página #web permite dar rienda suelta a la escritura, sin preocuparse por la escasez de espacio. Sin embargo, hay otro bien más escaso aún por el que debes preocuparte: el #tiempo de tu lector. Con simplicidad llegarás mejor a tus lectores.
No atragantes a tus lectores: sé simple.
  • Si un #enlace no aporta nada suprímelo: éstos solo se justifican por enriquecer un texto. Pero existen personas que insertan enlaces porque les parece que el texto queda más… #hipertextual””. ¡Bobadas!. Como recomendaba Patricia Highsmith, sé implacable y elimina todo aquello que no aporte, incluidos los #enlaces.
Un exceso de enlaces puede confundir al lector

¿Necesito un blog?

Antes de preguntarnos si necesitamos un blog deberíamos tener claro el concepto en sí mismo y los recursos que vamos a necesitar.

Un blog es una página web que incluye contenidos relacionados con el autor o su actividad profesional y de interés para los lectores. Se suele actualizar con una frecuencia semanal y los visitantes interactúan dejando comentarios.

El blog te ayuda posicionarte en las redes. El esfuerzo es recompensado con clientes potenciales

Ahora que ya tenemos claro lo que es un blog: ¿Te has preguntado su utilidad? ¿Qué beneficios te puede aportar?

A continuación te enumero los cinco principales:

  1. Mejora tanto la marca personal como la de la empresa permitiendo mostrar las cualidades y conocimientos sobre el sector y posicionarse como expertos del tema.
  2. Aumenta las oportunidades de networking al atraer personas interesadas en la temática aumentando la red de contactos: tanto de colaboradores como de nuevos clientes.
  3. La creación regular de contenidos de calidad y originales aumenta el posicionamiento SEO y, por lo tanto, mejora el posicionamiento orgánico en los motores de búsqueda.
  4. El blog es una gran fuente de contenidos y recursos para las redes sociales ofreciendo a los usuarios contenidos de calidad.
  5. Cuando el contenido es de calidad se refuerza la imagen de la marca (personal o profesional) y ayuda a la fidelización de los lectores/clientes.

La idea de crear un blog es ideal para todo tipo de negocio o actividad.

Para crear un blog exitoso hay que saber exactamente cómo hacerlo y tener claras las metas que deseas conseguir. Si te faltan tiempo, conocimientos o recursos siempre puedes contar con los profesionales que te podemos ayudar a obtener tus metas.

#NuriaRiera