Tres consejos de comunicación y redacción de un blog

  • Cuando elaboramos contenidos para Internet, podemos expresar nuestro #mensaje de distintos modos. A veces, las #palabras nos bastan por sí solas. Otras veces, una #imagen nos ahorra mil palabras. Y hay ocasiones en que nada es tan elocuente como un #sonido. ¿La clave para acertar? Pensemos en cada momento cuál es el modo más efectivo de #comunicar nuestro mensaje y empleemos ese formato, en combinación con los demás. 
Lo dicho: una imagen vale por mil palabras. Céntrate en comunicar
  • Un artículo en Internet no tiene límite, pero la paciencia del lector sí: Un #blog o página #web permite dar rienda suelta a la escritura, sin preocuparse por la escasez de espacio. Sin embargo, hay otro bien más escaso aún por el que debes preocuparte: el #tiempo de tu lector. Con simplicidad llegarás mejor a tus lectores.
No atragantes a tus lectores: sé simple.
  • Si un #enlace no aporta nada suprímelo: éstos solo se justifican por enriquecer un texto. Pero existen personas que insertan enlaces porque les parece que el texto queda más… #hipertextual””. ¡Bobadas!. Como recomendaba Patricia Highsmith, sé implacable y elimina todo aquello que no aporte, incluidos los #enlaces.
Un exceso de enlaces puede confundir al lector